Al menos 100 personas han muerto y aproximadamente 4,7 millones se han visto afectadas por las crecidas de aguas en Bangladés tras casi un mes de lluvias torrenciales que han provocado inundaciones en alrededor de una cuarta parte del territorio del país, informa la agencia Ruptly.

Más de 50.000 personas se han visto obligadas a alojarse en refugios temporales desde finales de junio, cuando comenzó el temporal. Las inundaciones se producen en un momento en el que el país asiático se enfrenta a un aumento en el número de casos de covid-19.