La pandemia ha agudizado las dificultades de la población —especialmente la más pobre y vulnerable— para satisfacer sus necesidades básicas. Por ello, es preciso garantizar los ingresos, la seguridad alimentaria y los servicios básicos a un amplio grupo de personas cuya situación se ha vuelto extremadamente vulnerable y que no necesariamente estaban incluidas en los programas sociales existentes antes de la pandemia, señala el más reciente informe que presentó la CEPAL.

La comunicadora Nadia Andújar, habla sobre lo expuesto por la OPS y CEPAL donde señalaron que Latinoamérica es la región del mundo más afectada por la pandemia del coronavirus, no podrá reactivar su economía si no logra frenar los contagios.