El Club Body Shop cerrará dos de sus sucursales de gimnasios debido al impacto económico que sufren al estar cerrados por la pandemia del coronavirus.

En un mensaje publicado en su cuenta de Instagram, la franquicia dijo que la actual situación le obliga a reducir drásticamente el personal humano y, con ellos, las sucursales de Arroyo Hondo y Punta Cana, aún cuenten con el permiso para operar.