Las autoridades de Myanmar incautaron cerca de 200 millones de pastillas de metanfetamina y otros productos para fabricar drogas en una de las campañas antinarcóticos más grandes en el Sudeste Asiático, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

De marzo a abril del presente año, además de esas tabletas se confiscaron en el distrito de Kutkai, en el estado de Shan, 500 kilogramos de cristal de metanfetamina, 300 kilogramos de heroína y tres mil 750 litros de fentanilo (uno de los analgésicos más fuertes que contienen opioides).

El representante de la ONUDD en el Sudeste Asiático y el Pacífico, Jeremy Douglas, indicó que lo descubierto a través de esta operación es realmente fuera de lo común y está claro que una red de producción así no sería posible sin la participación y el respaldo financiero de grupos criminales organizados a nivel internacional.

Cincuenta veces más fuerte que la heroína y 100 veces más que la morfina, el fentanilo puede cobrar la vida de una persona con solo dos miligramos, equivalente a un grano de arena.

Myanmar constituye el segundo mayor productor de heroína del mundo, después de Afganistán, y se convierte en el mayor proveedor global de metanfetamina.

Fuente: CNN