Según se desveló la semana pasada, Vanessa Bryant, viuda de la estrella de los Los Ángeles Lakers (desde 1996 hasta 2016) Kobe Bryant, recibirá una herencia de 200 millones de dólares tras la trágica muerte de su marido y una de sus hijas en un accidente de helicóptero el pasado 26 de enero en California.

Vanessa será la principal heredera de la fortuna del jugador de baloncesto. Una fortuna derivada de la participación inicial de cinco millones que hizo su difunto esposo en BodyArmor. «Perdí a un querido amigo. Perdí a un hermano con Kobe y BodyArmor perdió a un padre fundador», dijo Mike Repole, fundador de BodyArmor. «Las huellas digitales de Kobe Bryant están en toda la marca BodyArmor. La marca no estaría en la posición en la que se encuentra si Kobe no fuera creyente del proyecto en el 2012 y 2013», añadió.

Repole vendió una participación accionaria significativa en la marca a Coca-Cola en 2018, y el acuerdo valoró a su compañía en 2.000 millones. Cuando se cerró la transacción, la participación de Bryant valía aproximadamente 200 millones, cantidad que ahora recibirá su viuda, Vanessa.

Fuente: ABC