La concursante causó la indignación de Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera al mostrarles una perdiz sin desplumar ni cocinar. “Entiendo que no quieras cocinar, que te rindas, pero lo que has hecho no tiene justificación”, le dijo Jordi, que subrayó que Saray le había faltado el respeto a los jueces, a sus compañeros, al programa y a todos los aspirantes que habían pasado por el casting.