Acá les dejo a “René”. No veo a mi mamá ni a mi hijo desde que surgió todo esto pero los siento cerca todos los días. Gracias a mami por sentir este tema tanto como yo. Gracias a los 30 músicos que desde su cuarentena nos abrazaron con su arte. Gracias a mi maestro eterno Rubén Blades y al gran Leo Genovese por ser un capo infinito.