Los médicos están trabajando bajo una gran presión, en muchos casos arriesgando sus vidas.  Ese es el caso de Reino Unido, donde la cifra de muertes por la enfermedad derivada del nuevo coronavirus superó las 4.000 este fin de semana y los hospitales intentan conseguir más camas para los enfermos más graves.

Ante ese panorama, una médico aceptó contarle a la BBC cómo está afrontando la emergencia el personal de un hospital del centro del país, perteneciente al sistema de salud público (NHS, por sus siglas en inglés).

La doctora Roberts* describe que el centro de salud en el que trabaja está en el borde del colapso. La Unidad de Cuidados Intensivos está llena de pacientes infectados por el coronavirus. Fuente: TRA