La Policía Nacional de España detuvo a uno de los miembros del grupo terrorista Estado Islámico más buscados de Europa el pasado 21 de abril en Almería, al sudeste del país. Ese hombre de nacionalidad egipcia entró recientemente en territorio español y las autoridades europeas lo buscaban por su “alta peligrosidad” desde que los años que participó en los conflictos de Siria e Irak.