Una pareja de médicos en Estados Unidos, decidieron celebrar su boda en estos tiempos donde la pandemia del Covid-19 azota el país.

La iglesia solo le permitió que asistieran 10 personas en el evento como prevención a la situación que atraviesa el país, pero sus familiares y amigos, sorprendieron a la pareja poniendo fotos en los bancos y una orquesta de bocinas desde sus autos a la salida de la iglesia como gesto de asistencia no presencial en apoyo a la pareja.