De poco sirve tener leyes si quienes las infringen no están sujetos a sanciones. Pero, además, de poco vale incluir en la ley un esquema de sanciones a menos que el transgresor asuma que es probable que las violaciones vayan a ser investigadas, y a menos que sienta temor de que las prácticas ilícitas vayan a ser efectivamente castigadas. Los castigos que no son aplicados no disuadirán a los malhechores. #TuMañanaByCachicha