“Dame una soga, ma, me quiero matar”, gritaba en medio de lágrimas Quaden Bayle, un niño australiano de 9 años que fue grabado por su madre después de recogerlo del colegio.

Quaden, quien sufre de una condición de enanismo conocida como acondroplasia, lloraba sin consuelo por el violento acoso del que era blanco debido a su condición física.

Su madre, Yarraka Bayle, grabó un video en el que el niño le decía que se quería morir debido al maltrato que recibía en el colegio. “Esto es lo que hace el bullying”, dijo ella en la misma grabación, donde también se escuchaba a Quaden decir que quería acabar con su vida.