Nicholas Forman, residente de Pensilvania, ordenó un Uber para que llevara a su novia moribunda al hospital después de que supuestamente se filmó golpeándola.

Según el video de un teléfono celular obtenido por la policía a través de una orden judicial, Forman (23) golpeó a su novia Sabrina Harooni (22), quien estaba inmóvil en un césped en el condado Montgomery, informó The Philadelphia Inquirer.

“Esto es lo que consiguen las mentirosas tramposas”, se escucha decir al hombre que se cree que es Forman en la grabación.

La pareja había tomado un Uber previamente desde un restaurante donde habían estado viendo el Super Bowl el domingo por la noche, según los documentos judiciales.

Ese primer conductor de Uber le dijo a los policías que Forman reprendió a Harooni en el automóvil después de que ella bromeara acerca de recibir mensajes de texto de un ex.

Luego la ira de Forman se intensificó, lo que provocó que Harooni respondiera: “Me estás asustando”, testificó el conductor de Uber.

El conductor se quedó para ver a la pareja seguir discutiendo y escuchó a Forman decirle a Harooni que no la dejaría entrar a su casa en Perkiomen Township hasta que ella le diera “el jodi… teléfono” para él leer los supuestos mensajes.

Ese conductor de Uber finalmente se alejó cuando ya no podía seguir escuchándolos discutir, según los documentos.

Luego Forman ordenó presuntamente un segundo automóvil Uber el lunes para llevar al Harooni maltratado al Hospital Pottstown, donde más tarde murió, informaron los medios.

Fue arrestado en su casa y ha sido acusado de asesinato en primer y tercer grado, según muestran los registros judiciales obtenidos por New York Post.

El joven tiene una larga historia de arrestos: se declaró culpable de cargos de conducta desordenada, traspaso criminal y hostigamiento que se remontan a 2014, cuando aún era menor de edad.

Fuente: El Diario de NY