El operativo militar fue ejecutado por un dron que disparó contra el convoy en el que se movilizaba el poderoso general iraní y fue captado por cámaras de seguridad.

Soleimani fue objeto de un ataque en el aeropuerto internacional de Bagdad (Irak) ordenado por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Junto con él murieron otras 8 personas, incluyendo al principal hombre de Irán en Irak, tras el disparo de un dron que pulverizó dos vehículos en los que se encontraban.

Medios estadounidenses reportaron que Soleimani salía del aeropuerto de Bagdad en dos vehículos y acompañado de otras personas cuando fue atacado por drones estadounidenses.

Posteriormente, un comunicado del Pentágono indicó que “a dirección del presidente, las Fuerzas Armadas de EE.UU. tomaron una decisiva acción para proteger al personal estadounidense en el exterior matando a Qasem Soleimani”.

“El ataque estaba destinado a disuadir futuros planes de ataque de Irán. Estados Unidos seguirá actuando como considere necesario para proteger a nuestra gente y nuestros intereses, dondequiera que estén”.