Miles de personas han tomado las calles de Bagdad el 4 de enero para presentar sus respetos al general Qassem Soleimani de la Fuerza Quds de Irán y al líder adjunto de las Fuerzas de Movilización Popular (PMF) de Irak, Abu Mahdi al Muhandis.

El cortejo fúnebre de Soleimani y Al Muhandis se produce un día después de que fueran asesinados en un ataque aéreo estadounidense en el aeropuerto internacional de Bagdad. Se espera que el cuerpo de Soleimani sea transportado a Teherán, donde se celebra otro funeral este domingo 5 de enero, antes de ser enterrado en su ciudad natal de Kermán.