En McDonald’s España le han puesto fecha de caducidad al último calimete de plástico y, aunque ya existen algunos restaurantes en los que no se dispensan, el día marcado en el calendario es el próximo 24 de febrero. Antes de que ese momento llegue se dará salida al último lote recibido. De él ha salido la pajita que la compañía estadounidense ha sacado a subasta como “la última pajita de plástico de McDonald’s” a través de eBay y por la que, a día de hoy, hay alguien dispuesto a pagar 50.000 euros.

Ver enlace de la subasta AQUí

“El próximo 24 de febrero eliminamos las pajitas de plástico de nuestros restaurantes. Por eso, hemos decidido enmarcar la última pajita de plástico, del último lote que llegó a nuestros restaurantes de España (certificado protocolizado notarialmente), y no quedárnosla para nosotros, sino ofrecerla en una subasta abierta a cualquier persona que quiera pujar por ella”, ha publicado la compañía en la popular página de venta en línea.

El precio de salida era de un euro y en el momento de escribir esta noticia alcanzaba ya los 50.000 euros con 106 pujas. La subasta estará abierta hasta el próximo 7 de febrero, que será cuando se sepa cuánto se ha conseguido recaudar por esta pajita con marco de color oro. El dinero que se recaude será destinado a fines solidarios, ya que irá, como se explica en la misma página de eBay, a la Fundación Ronald McDonald.

Descrito como “un artículo nuevo, sin usar, sin abrir y sin desperfectos”, ponerlo a la venta es una forma de dar publicidad y mayor alcance informativo a las políticas de la compañía estadounidense para ser más sostenible, fomentar el reciclaje y reducir el consumo de plásticos.

Según recoge El País, McDonald’s confía que para 2025 todos sus envases estén fabricados con fuentes renovables, recicladas y/o certificadas. Entre las medidas que se están tomando, además de sustituir las pajitas de plástico por otras de papel y dárselas solo a los clientes que las soliciten, destacan la de adaptar sus locales para que se nutran de energías renovables e instalar cargadores para vehículos eléctricos.

En declaraciones recogidas por el mencionado diario, la directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de McDonald’s España, Paloma Cabral, ha aclarado que en España “las pajitas que utilizaremos son totalmente reciclables, solo hay que depositarlas en el contenedor azul, que corresponde al papel” en referencia a la polémica surgida en Reino Unido debido a que las usadas allí son tan gordas que solo pueden reciclarse si se separan del resto de papel y cartón.