Irán decidió este domingo no enviar a Ucrania las cajas negras del avión de pasajeros que los militares persas derribaron este mes.

La decisión ocurre horas después de que agencias de noticias locales informaron que las autoridades habían prometido consignar los equipos de grabación.

La agencia de noticias iraní Tasnim indicó que las autoridades estaban preparadas para que expertos de Francia, Canadá y Estados Unidos examinaran la información.

Hassan Rezaifar, director a cargo de la investigación de accidentes de la Organización de Aviación Civil de Irán, dijo que el objetivo era leer la información de las grabadoras “con el uso de la experiencia de esos países”.

Si no consiguen analizarla en Ucrania, la caja negra será enviada a Francia, añadió el funcionario en declaraciones reproducidas por Tasnim.

“Estamos tratando de leer las cajas negras aquí en Irán. De lo contrario, nuestras opciones son Ucrania y Francia, pero hasta el momento no se ha tomado la decisión de enviarlas a otro país ”, dijo Rezaifar.