Esta mañana el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, viajó a Villahermosa, Tabasco, para una gira de trabajo, sin imaginar que causaría incomodidad en otros pasajeros con los que compartía su vuelo.

A bordo del vuelo 507 de Aeroméxico viajaba una familia que consideró que era “peligroso” viajar junto al presidente, por lo que optó por descender antes del despegue.

“Es peligroso para mi familia”, atinó a decir un hombre al lado de sus dos hijos menores de edad.

El personal de la aerolínea permitió al sujeto retirar su equipaje de mano y abandonar el avión ante la incredulidad de los pasajeros.

El vuelo de la aerolínea mexicana partió a las 09:59 horas tiempo del centro de México, desde la Terminal 2 del Aeropuerto Benito Juárez. Está programado para aterrizar a las 11:20 en la capital tabasqueña.

Fuente: Infobae