Sharon Stone está intentado buscar el amor en Internet. Pero le está resultando algo complicado. Según ha revelado la actriz en su cuenta de Twitter, su perfil en Bumble, una aplicación de citas, ha sido bloqueado después de que varios usuarios denunciaran que se trataba de una cuenta falsa. “No me excluyáis de la colmena”, ha escrito la actriz, de 61 años, a la compañía en un mensaje que ha acompañado de una imagen con el comunicado que había recibido de la empresa.

La comunidad de Twitter no ha tardado en reaccionar al hecho de que la actriz de Instinto básico esté registrada en una web para encontrar pareja. “Dios mío, si Sharon Stone no puede entrar en una página de citas, ¿qué nos queda al resto?” o “Si tú estás en Bumble, no hay ninguna esperanza para nosotros” son algunos de los comentarios que ha recibido la intérprete.

Finalmente, la actriz ha recuperado su cuenta. A través de la misma red social, la directora editorial de Bumble, Clare O’Connor, ha respondido a Stone casi tres horas después, explicando que su perfil ya ha sido desbloqueado y que esperan que este problema no se vuelva a repetir: “¡Puedes volver a Bumble! Gracias por esperar y deseamos que encuentres tu amor”.

La última pareja conocida de Stone fue el empresario italiano Angelo Boffa, de 42 años, con quien salió durante nueve meses hasta que rompieron en octubre del año pasado. Además, ha estado casada en tres ocasiones. La primera vez que pasó por el altar fue con el director y productor Michael Greenburg, en 1984. Pero el matrimonio duró solo tres años y el divorcio se efectuó en 1990. Después se casó con el productor de televisión William J. MacDonald, que dejó a su esposa para estar con la actriz. Sin embargo, la relación finalizó al año siguiente. Se llegó a comprometer con Bob Wager, el segundo asistente de dirección en su película Rápida y mortal, pero pronto le devolvió el anillo. Lo hizo por correo. Su tercer matrimonio duró seis años. Fue con el periodista Phil Bronstein, con quien adoptó a su hijo Roan, de 19 años. La actriz tiene otros dos hijos adoptivos: Laird, de 14, y Quinn, de 13.

Stone no es la única celebridad que ha tenido que recurrir a páginas web o aplicaciones para encontrar el amor. Zac Efron contó en 2016 a al periódico The Times que le resulta complicado relacionarse con mujeres: “Creo que nunca seré capaz de tener éxito en una cita. Encontrar una chica que de verdad pueda ver en mí a la persona y no al personaje llevará tiempo, así como lograr que pueda confiar en que la relación es viable”. Por ello, el actor decidió abrir un perfil en Tinder, pero nadie contactó con él. “Evidentemente, la gente pensaba que mi perfil era falso porque en general no se espera que alguien como yo pueda utilizarlo”, recalcó en la entrevista.

Channing Tatum también esta probando suerte, pero en en Raya, una exclusiva aplicación de citas dirigida a miembros de la industria del entretenimiento. Según una fuente cercana al actor, que habló con el portal E!News, Tatum quiere encontrar a su media naranja después de su reciente ruptura con la cantante Jessie J: “Le encantaría salir con alguien y no le da vergüenza admitirlo. (…) Quiere volver a divertirse y no le importa si conoce a alguien en la red, a través de una cita a ciegas o simplemente caminando por la calle”. Esta misma red social también la usó Ben Affleck un año después de su divorcio con la actriz Jennifer Garner

Por su parte, Jorge Javier Vázquez reconoció el año pasado que que se había abierto una cuenta en Grindr, otra aplicación de citas pensada para homosexuales, aunque fuera solo “para echarse unas risas”. En sus comienzos con este nuevo método para ligar, el presentador no estaba teniendo mucha suerte y abandonó por un tiempo la red social. Sin embargo, el pasado mes de octubre reveló que había retomado la aplicación, aunque admitió que le sigue resultando complicado encontrar a alguien especial. “Hay mucho mentiroso. Te envían fotos en las que están pelando la pava, te ponen como una moto y luego desaparecen”, contó en el programa Sálvame.