Descripción

Todo sucedió en Middletown, Delaware. Kathy Ouma ya había dejado bocadillos y bebidas como un detalle especial para repartidores de servicios como FedEx, UPS y Amazon en su ruta, pero nunca había obtenido una respuesta tan efusiva.

De acuerdo con ClickOrlando, el trabajador posteriormente identificado como Karim Earl Reed III llegó a la casa de Ouma y depositó un paquete en la entrada, antes de percatarse que en una silla cercana se encontraba una canasta.

En su interior había galletas, barras y otros bocadillos, además de agua y refresco, acompañados de un letrero avisando a él y sus colegas que podían tomar lo que quisieran como agradecimiento a su pesada labor.

“Esto es tan lindo”, dijo contento Reed al ver la sorpresa, tomando con gusto varios artículos de la canasta. No solo eso, sino que también fue captado por la cámara del timbre haciendo un pequeño baile de felicidad.

El video se ha vuelto viral en las últimas horas, superando los 5 millones de visitas por parte de internautas que fueron contagiados por la alegría de este hombre trabajador.

Fuente: Noticiasya