El abogado Edgar Torres Guzmán, desvinculado este viernes como profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, aspiró a ser uno de los jueces del Tribunal Constitucional (TC).

Torres Guzmán fue preseleccionado por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) para optar una de las vacantes del TC y fue el aspirante más joven.

En la entrevista con los miembros del CNM, destacó que además de abogado, es agrimensor; fue profesor en el Programa Inglés de Inmersión para la Competitividad, además de ser asesor jurídico de la UASD-Santiago en 2005.

“Poseo y acredito las habilidades en los idiomas inglés, francés, alemán y portugués”, afirmó, además, indicó que tiene una maestría en Derecho Inmobiliario, otra en Derecho Civil y Procedimiento Civil, una en Derecho Constitucional y Público y una maestría en especialización en el área de justicia constitucional y garantías jurisdiccionales.

Torres Guzmán fue desvinculado por “violación a las normas éticas y disciplinarias en el ejercicio docente”, informó hoy la UASD en un comunicado.

Precisó que la decisión fue tomada por el Consejo de la Universidad tras la recomendación del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, la cual luego de recibir denuncias contra el profesor, procedió a realizar una “exhaustiva investigación”.

Torres Guzmán era profesor de Derecho en los recintos UASD-Santiago y Puerto Plata, donde varios estudiantes lo denunciaron por falta a clase, incumplimiento de horario y no publicarles las notas en el tiempo establecido o como ausentes.

Asimismo, los estudiantes denunciaron que cuando le reclamaban por las notas, en algunos casos les ponía ausentes y en otras les hacía propuestas indebidas a las alumnas para publicarles.

Antes estas denuncias, el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas designó una comisión especial conformada por reconocidos maestros de esta unidad académica.

Los miembros de la comisión procedieron a entrevistar a los estudiantes y verificar a través de los procedimientos administrativos la veracidad y gravedad de las denuncias.