Una niña de ocho años perteneciente a la familia LeBarón ha sido hallada ilesa durante la madrugada de este martes. La menor, identificada como Mackenzie Langford, se encontraba junto con otros miembros de esta familia mormona cuando este lunes fueron atacados en el estado mexicano de Chihuahua, causando la muerte de nueve niños y tres mujeres.

Según recoge el medio local Milenio, la pequeña es hija de Dawna, una de las mujeres asesinadas, como ha confirmado Julián LeBarón. Fue precisamente este activista y familiar de los asesinados el que alertó en una entrevista televisiva de que los menores que pudieron escapar del ataque se habían dirigido hacia el rancho La Mora y de que permanecía desaparecida la niña hallada en la madrugada de este martes.

Julián LeBarón, que encontró los cuerpos de sus allegados, también manifestó sus sospechas de que el ataque fue el producto de la pelea que mantienen los cárteles del narcotráfico. “Yo mismo vi los cuerpos, la niña de 6 años está completamente en pedazos. Vi a una señora que quedó al volante, una niña estaba en pedazos de tanto balazo, otra señora quedó boca abajo; la bebé de pecho estaba viva, yo mismo la encontré”, contó.

No obstante, la versión que ofreció este activista aún no ha sido confirmada. El fiscal de Chihuahua, César Augusto Peniche, llamó a la cautela y recordó que a la Guardia Nacional solo le consta el fallecimiento de dos mujeres y dos menores.

Todo comenzó cuando uno de los vehículos en el que viajaba una mujer con sus cuatro hijos pinchó un neumático y en ese momento fueron atacados, disparados y el vehículo incendiado y calcinado.

Otras camionetas con más miembros de la familia Lebarón, que se estableció en regiones aledañas al municipio de Janos hace más de 90 años, fueron a auxiliar al primer automóvil y también resultaron atacados. En total, se estima que al menos 12 personas pertenecientes a la misma familia perdieron la vida en el ataque.