El proceso lo realizó el laboratorio Craveri este es pionero en la investigación sobre producción de alimentos, en su división de Bio ingeniería en la Fabricación de Elaborados.

El proceso se hace In vitro y el proceso dura cuatro semanas, los experto afirmaron que lograron reproducir sabor, textura y valor nutricional de la carne original. Aunque falta para que se produzca a gran escala, expertos aseguran que la “agricultura celular” tendría una ventaja a nivel ambiental, ya que el cultivo de la carne no produce emisión de metano.

La carne producida de manera artificial en un laboratorio aún no está a la venta –se cree que solo 50 personas probaron esta innovación en todo el mundo–, pero lo cierto es que se trata de un asunto que ya es tomado en cuenta por científicos y por empresas.

Esta creación no es la primera a nivel mundial, en 2013, el holandés Mark Post, profesor de Fisiología Vascular de la Universidad de Maastrict, presentó la primera hamburguesa de carne cultivada en laboratorio, a un costo de USD 280.000. 

In vitro, con nutrientes y factores de crecimiento, las células proliferan del mismo modo que lo harían en el animal, hasta multiplicar esa pequeña muestra millones de veces. El producto resultante se coloca en un soporte que favorece la tendencia natural de las células a contraerse, de modo que se formen pequeños anillos de tejido muscular.

Fuente: infobae