Las acciones de Netflix abrieron el martes en territorio negativo en lo que va del año, la primera vez que sucede desde 2016, luego de que varios competidores grandes entraron en el negocio del streaming, erosionando el dominio tradicional de la empresa.

El servicio de streaming revolucionó la forma en que la gente ve la televisión y, debido a su éxito, no había duda de que las principales empresas de tecnología y medios de comunicación entrarían al ruedo.

Con Apple, NBC y Disney sumándose a los servicios de Amazon, Hulu y Netflix en el sector, esos desafíos se están volviendo cada vez más claros. Apple y Disney inician sus servicios en noviembre.