Un francotirador que disparó oculto entre las piernas de un policía, logró rescatar a una mujer que fue tomada como rehén por un secuestrador que se tomó una estación del metro de Nanning, en China. El oficial permaneció acostado en el suelo, mientras sus colegas intentaban convencer al hombre de liberar a la mujer. El último recurso para salvarla, fue abatir el sujeto antes de que ocasionara una tragedia Fuente: noticiasrcn