El zoológico Pairi Daiza, situado en el municipio belga de Brugelette, comunicó este viernes con orgullo una noticia feliz: su residente, la panda Hao Hao, dio a luz a dos crías, “dos pequeños camarones rosas” que “gozan de buena salud y a los que ella cuida con un amor maternal extraordinario”.

El parque de vida silvestre compartió en su cuenta de Twitter las fotos y los primeros videos de los recién nacidos, que apenas tienen suaves pelillos blancos y lucen un color rosado.

Los gemelos de panda gigante —un macho y una hembra— nacieron el jueves, el octavo día del octavo mes, con dos horas de diferencia, y son los primeros cachorros de la especie nacidos en este zoológico después del nacimiento de Tian Bao en 2016. En la cultura china, el ocho es considerado un número de la suerte.

El macho nació con un peso de tan solo 160 gramos, diez gramos más que su pequeña hermana, que fue la segunda en nacer. Para dejar descansar un poco a su cuidadosa madre, que los nutrió con “todo el amor y la ternura”, los empleados del zoo barajan colocar a los pequeños en una incubadora y ya los alimentan con mamaderas.

Hao Hao fue inseminada en abril. Es una panda prestada al parque de vida silvestre por China en 2014 por un período de 15 años. El director de Pairi Daiza, Eric Domb, declaró que el nacimiento de las crías de panda gigante, que se considera una especie vulnerable, “es una noticia maravillosa para esta especie extraordinaria que aún a día de hoy permanece amenazada”.