El miércoles, una espectacular explosión de un volcán italiano envió a lugareños y turistas a refugiarse para evitar una lluvia de rocas y cenizas. La erupción de Stromboli, que se encuentra en una pequeña isla frente a las costas de Sicilia, envió una gigantesca columna de humo al cielo. Elena Schiera estaba en un velero cuando el volcán hizo erupción y capturó un escape mordaz del flujo piroclástico en la cámara de su teléfono. “Inmediatamente aumentamos la velocidad del bote al máximo, aunque, siendo un velero, la velocidad aún era limitada. Luego la nube llegó al mar y comenzó a avanzar rápidamente hacia nosotros”, dijo Schiera. “En ese momento estalló el pánico porque teníamos la nube a pocos metros de nuestra popa, pero gracias a mi padre, que estaba al timón, logramos escapar justo a tiempo porque la nube comenzó a elevarse nuevamente. ” No se reportaron heridos por la erupción. Fuente: CNN