Por: José Díaz Nin 

Ciertamente se está generando mucha incertidumbre con la medición del suministro de energía eléctrica a la población en general.

La factura eléctrica no se sabe cuál es su monto cada mes hasta que no se tiene en las manos. Por cierto muy alto, inaguantable para una familia, situación que está afectando grandemente su economía.

El gobierno y el partido en el poder tienen que ir buscando la forma como crear una comisión que evalúe ese sistema de medición de energía, especialmente a los hogares dominicanos a manera de lograr una salida satisfactoria a esta problemática.

Creo, y es mi recomendación, que la facturación eléctrica debe con llevar un pago mensual promedio, donde las variaciones, en cada facturación, no afecten y lleven incertidumbre a las familias dominicanas.