Félix Porte, abogado de Máximo Peña y Daniel Disla, implicados en el incidente ocurrido en Montecristi donde agentes de la DNCD supuestamente colocaron droga en una barbería, solicitó a la Procuraduría General de la República verificar el cumplimiento de los procedimientos en el caso, entre los que citó la orden de allanamiento, el acta en la que se expresen los hallazgos y la cadena de custodia de lo que incautó durante la intervención.