Un fuerte tornado azotó este miércoles la ciudad china de Kaiyuan, provincia de Liaoning, dejando un saldo de seis muertos, 190 heridos y casi 9.900 personas afectadas, informa la agencia Xinhua.

Con vientos de hasta 23 metros por segundo, el tornado duró unos 15 minutos y arrasó un parque industrial y los barrios residenciales vecinos de esa ciudad del noreste de China.

El tornado también arrasó alrededor de 100 hectáreas de cultivos y afectó el suministro eléctrico en Kaiyuan. Las autoridades locales han establecido albergues temporales para acoger a los evacuados de las zonas afectadas.