Un grupo de paleontólogos encontró un enorme fémur (hueso del muslo) de dinosaurio en un sitio de excavación de Angeac-Charente, al suroeste de Francia, donde se han desenterrado restos de algunos de los animales más grandes que jamás hayan vivido en la Tierra, informa Reuters.

Los especialistas creen que el fémur, de dos metros de largo, perteneció a un dinosaurio saurópodo, especie herbívora de cuello largo y cola que habitó esa zona a finales de la era jurásica, hace más de 140 millones de años.

“Este es un descubrimiento muy importante”, comentó a Reuters Ronan Allain, paleontólogo del Museo Nacional de Historia de París. “Estos son animales que probablemente pesaban entre 40 y 50 toneladas”.

En declaraciones al periódico francés Le Parisien, Allain destacó, además del tamaño del hueso, su impresionante estado de conservación. “Podemos ver las inserciones de músculos, tendones y cicatrices. Esto es raro en piezas grandes, que tienden a colapsarse y fragmentarse”, subrayó el paleontólogo.

Desde 2010, los científicos han encontrado en ese sitio de excavación más de 7.500 fósiles de más de 40 especies diferentes, lo que lo convierte en uno de los hallazgos más grandes en Europa.

Fuente:RT