Un grupo de hombres fuertemente armados robaron alrededor de 750 kilogramos de oro y otros metales preciosos valorados en 30 millones de dólares en la terminal de carga del Aeropuerto Internacional de São Paulo-Guarulhos, informa G1. Ocho asaltantes lograron burlar todos los controles del aeropuerto, disfrazándose de agentes de la Policía Federal e ingresando en el almacén de la terminal con dos patrulleros clonados. Luego atacaron una furgoneta blindada de la compañía Brink, cargada con lingotes de oro.