Una grabación difundida por diversos medios de comunicación muestra el brutal ataque sufrido una mujer embarazada que fue golpeada hasta caer al suelo sin conocimiento. El suceso tuvo lugar en una estación de metro de la ciudad china de Yuen Long (Hong Kong), donde el pasado domingo una banda armada agredió a manifestantes que habían participado en una marcha contra el gobierno local. Otro video muestra a la mujer tendida inconsciente en el suelo de la estación atendida por dos personas uniformadas que parecen ser funcionarios de servicio de emergencia. Uno de los testigos que presenciaron el suceso contó a South China Morning Post que el estado de la víctima “era estable”. No obstante, señala el periódico, sus fuentes en las autoridades hospitalarias de Hong Kong afirmaron que no se había hospitalizado a ninguna mujer embarazada vinculada con el incidente de Yuen Long. Este fin de semana, las calles de Hong Kong fueron recorridas por séptima vez por los opositores al polémico proyecto de ley que permitiría la extradición de presos a la China continental, lo cual contradice las leyes actuales de la región administrativa especial. Según medios locales, el ataque ocurrido en la estación de metro dejó un saldo de al menos 45 personas heridas.