Miles de activistas agrupados en el movimiento Marcha Verde caminaron por las calles de Santiago para demandar justicia independiente y llevar a los tribunales a los responsables de hechos de corrupción.

Los manifestantes, algunos con carteles con las imágenes del presidente Danilo Medina y Leonel Fernández y la petición de ser llevados a los tribunales por el caso Odebrecht partieron desde el Monumento a los Héroes de la Restauración, bajaron por la calle Del Sol, doblaron por la avenida Antonio Guzmán hasta concluir con una concentración en la avenida Hermanas Mirabal con Carreras.

La presencia del director del comando Cibao Central de la Policía Nacional, general Pablo de Jesús Dipré , quien ordenó reforzar con miembros del equipo élite Swat y militares, provocó el rechazo de los activistas.

El sacerdote César Hilario pidió a la Iglesia Católica pasar a ser más crítico ante los altos niveles de corrupción e impunidad. A la marcha acudieron dirigentes de partidos políticos, de agrupaciones de izquierda, profesionales.

Fuente: El Caribe