Un aterrador tiburón blanco de más de 5 metros dio este lunes un susto de muerte a un equipo deportivo de pescadores estadounidenses a unos 48 kilómetros de la costa de Nueva Jersey, en EE.UU. Por si fuera poco, les robó el cebo que llevaban en el barco, según el rotativo local Asbury Park Press.  Jeff Crilly, el capitán del bote, y cuatro amigos estaban participando en un torneo de pesca de tiburones mako (marrajo común) cuando un ejemplar de esta especie salió del agua. Sorpendió a los cinco tanto por su tamaño (mayor que la mitad de la eslora del bote) como por lo extraño de su presencia en estas aguas.