El procurador general de la República, Jean Rodríguez, encabezó este viernes un allanamiento sorpresa en la cárcel del Kilómetro 15 de Azua, con el objetivo de incautar los celulares, armas y drogas en poder de los internos que guardan prisión en este recinto penitenciario.

El jefe del Ministerio Público dijo que como parte de las nuevas medidas tomadas para un mejor control de ese centro penitenciario, dispuso la sustitución del alcaide Luis Alfredo Pujols Soriano por Wilkis Perdomo, abogado con maestría en Seguridad, con altas condiciones académicas, quien cursa en su fase final una especialidad en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, en el Instituto Superior para la Defensa (INSUDE), del Ministerio de Defensa.

En torno a los hallazgos en el penal, explicó que fueron incautados un total de 90 teléfonos celulares, siete router para Internet y un verifone, 36 porciones de un polvo blanco que se presume es cocaína y 4 porciones de un vegetal verde que se cree corresponden a marihuana, así como alrededor de 60 armas blancas, 18 garrotes y chuchos, 48 chips para teléfonos celulares, y seis frascos de una sustancia química desconocida, de naturaleza organofosforado (insecticidas comunes). La información fue ofrecida en un comunicado de prensa a través del cual la Procuraduría General de la República recordó que desde esa cárcel fue que se recibió la orden desde los Estados Unidos y se coordinó la ejecución del atentado contra Sixto David Fernández en un centro de diversión de Santo Domingo Este, el pasado 9 de junio, donde resultaron heridos el ex pelotero David Ortiz y el comunicador Jhoel López.