Según la prensa, el alcalde fue llevado a un hospital privado, donde se determinó que había sufrido mordeduras entre uno y dos centímetros de profundidad en las piernas y los brazos, así como varios rasguños y golpes contundentes causados ​​por una silla. El área de comunicación del H. Ayuntamiento de Culiacán se ha negado a conceder cualquier entrevista a la prensa y se limitan a mencionar que se dará una parte oficial en las próximas horas. Según fuentes del hospital, Estrada Ferreiro ha recibido casi 100 suturas, que no ponen en riesgo su vida.