Seguidores de los partidos sudafricanos Luchadores por la Libertad Económica (FEP) y Partido de la Tierra (Land Party) empezaron a lanzarse sillas entre sí, interrumpiendo un debate político. La pelea estalló en Ciudad del Cabo y fue televisada por los canales locales, siendo después recogida por los medios de comunicación de todo el mundo, hasta viralizarse en la Red.