Los locales se quejan de que los funcionarios del régimen no tomaron ninguna medida. Según los informes recibidos, este último desarrollo ha llevado a la destrucción de miles de hectáreas de tierras agrícolas.

“A pesar de enviar cartas y solicitudes al Ministro del Interior y la Organización de Gestión de Crisis, no se ha asignado ningún presupuesto para este tema”, dijo Mohammad Reza Dargahi, jefe de la Organización de Protección de Granos. Esto demuestra una vez más que el régimen de los mullahs en Irán no se preocupa por el pueblo iraní.