Una segunda mujer acusó al ex vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden de contacto físico inapropiado. El pasado viernes otra mujer, Lucy Flores, reveló públicamente que Biden la había besado en la cabeza durante un evento de campaña.

Los alegatos suceden cuandoel veterano político demócrata está considerando lanzar una campaña presidencial.

Amy Lappos dijo que Biden le había tocado la cara con ambas manos y frotado su nariz con la de ella hace una década.

Biden ha respondido que no cree jamás haber actuado de manera inapropiada.

El exsenador por el estado de Delaware, que fungió como vicepresidente de Barack Obama entre 2091-17, es visto como un posible favorito en la carrera por la nominación presidencial del Partido Demócrata.

¿Qué dicen sus acusadoras?

Amy Lappos, de 43 años y antigua asistente de un congresista demócrata, aseguró que Biden la había tocado inapropiadamente durante un evento para recaudar fondos en una casa particular en Hartfort, Connecticut, en 2009.

En declaraciones al diario local Hartford Courant, Lappos dice que el ex vicepresidente entró en la cocina para agradecer a un grupo de asistentes, antes de tomar su cara con ambas manos y y frotar su nariz con la suya.

Lappos exhortó a Biden a que desistiera de su aspiración a la Casa Blanca comentando: “Expresiones de afecto no solicitadas no están bien. La objetivación de las mujeres no está bien”.

Por su parte, las acusaciones de Lucy Flores salieron publicadas el viernes en un artículo que escribió para la revista The Cut.

Flores se había postulado como candidata demócrata a la vice gobernación de Nevada, en 2014, cuando Biden viajó al estado para apoyar su candidatura.

Cuando se preparaba para tomar el estrado, Flores dijo que Biden le colocó ambas manos sobre los hombros desde atrás, olió su pelo y le plantó “un gran lento beso en la parte posterior de mi cabeza”.

¿Cómo ha respondido Biden?

Cuando se le preguntó sobre la nueva acusación, un portavoz de Biden hizo referencia a una declaración que emitió el domingo.

“En mis largos años haciendo campaña y dentro de la vida pública, he ofrecido innumerables veces la mano, abrazos, expresiones de afecto, apoyo y consuelo. Y ni una sola vez -jamás -pensé que actuaba de manera inapropiada”, decía la declaración.

“Pero hemos llegado a un momento importante cuando las mujeres sienten que pueden y deben relatar sus experiencias, y lo hombres deberían prestar atención. Y lo haré”, añadió.

El lunes, un portavoz acusó a “trolls de la derecha” de presentar imágenes inofensivas de Biden interactuando con mujeres como evidencia de contacto físico inapropiado.