Cerca de 400 migrantes de los más de un millar que el 25 de abril escaparon del centro de detención Siglo XXI en la ciudad mexicana de Tamaulipas (Chiapas) se subieron este jueves al tren de carga conocido como ‘La Bestia’, que recorre el país de sur a norte, informa Reuters.

Los migrantes, que según un comunicado del Instituto Nacional de Migración de México procedían de varios países, viajaron no solo dentro de los vagones, sino también en el techo.

“No nos dejan caminar, así que nos subimos al tren, es nuestra única opción”, cita la agencia a uno de los migrantes, precisando que una gran parte del grupo bajó del tren aquel mismo día en la ciudad de Ixtepec, en Oaxaca.