El autobús explotó en el centro de Estocolmo (Suecia) y comenzó a arder, reporta el medio local Expressen.

En el momento de la explosión el autobús estaba vacío y solo el conductor tuvo que ser hospitalizado con quemaduras. En las imágenes y los videos grabados por los testigos se aprecia como el autobús arde envuelto en llamas y humo negro.

De momento, la Policía de la ciudad no ha encontrado elementos criminales en el suceso, que investiga como accidente de tráfico.

Según una versión preliminar, el autobús chocó contra la parte superior de la entrada a un túnel, lo que dañó el tanque de gas del techo del vehículo y causó la explosión.

Fuente: actualidadRT