No fue una jornada completamente alegre para Portland Trail Blazers en la NBA. Pese al triunfo por 148-144 ante Brooklyn Nets en la prórroga, que les permitió asegurarse un lugar a los playoffs de la temporada 2018/2019, el público quedó muy conmocionado por la grave lesión en del pívot bosnio Jusuf Nurkic, quien se fracturó la pierna izquierda al caer al suelo tras intentar tomar un rebote en ataque.

Nurkic, que solamente tiene 24 años y antes de sufrir la estremecedora lesión aportó un doble-doble de 32 puntos y 16 rebotes, se lesionó en la segunda mitad del tiempo extra, cuando luchaba por capturar un rebote ofensivo y al caer la pierna se le torció de forma violenta. Las imágenes son aterradoras, ya que se vislumbra como su pierna se quiebra el tomar contacto con el suelo.

Al principio los jugadores de ambos equipos se acercaron a Nurkic a ver si le podían ayudar, pero cuando vieron que tenía un hueso fuera se retiraron impresionados y dejaron a los médicos que hagan su trabajo. Su pierna fue inmovilizada y lo sacaron del campo en camilla, mientras todo el estadio lo ovacionaba.