El pasado miércoles, a las seis de la tarde, en Barcelona y Santo Domingo, se filtró el poema del erudito Emil Cerda, titulado: A Junot Díaz, encontrado por fanes en una página donde al parecer se publican poemas de grandes escritores y en línea, llamado Poeticous.com.

Como bien sabemos, Emil Cerda, es un escritor culterano-barroco, y en dicho poema aplica su talento, no obstante, al principio aplica modernismos dominicanos (aunque sabemos que él tiene ascendencia italiana, española y china), dándole a entender a Junot que varios periodistas le mintieron a Emil en varios entrevistas y le negaron publicar obras en sus periódicos. El inicio es muy peculiar, ¿estará dejándole un mensaje sobre su supuesto abuso sexual?

Mi talento es supuestamente frádaga De jeroglíficos Atenas. Hice un hosmne De mi aplauso japado solemne, Pero se pradondeó de la saltimbanqui filófaga.

Esta es una de las estrofas más controversiales, que dejaron en choque a la comunidad española y dominicana, Emil Cerda deja dicho, tal vez, en esta estrofa que podría ser abusado por su pasado, al igual que Junot, no del todo equivalente, sino en cuanto a su carrera frustrante como escritor. No ponemos algunas otras estrofas más crudas, no porque en ellas haya Realismo Sucio, sino por la cruda realidad y sin rodeos donde Emil expresa la sátira y mofa que todo escritor experimenta de muchísimos periodistas.

¿Estará diciéndole que él también sabría eso o que pasaría de todos modos? Lo expreso porque como la revista Forbes o Vanidades o People, podrían (y dieron) dar sus opiniones al respecto. No es más que especificar que el suceso de Junot no es uno en particular, aunque se desmiente el posible abuso directamente parcial a dicha escritora. Aunque, ella y algunos medios afirmaron lo contrario.

Emil Cerda, considerado como La promesa de la literatura dominicana del siglo XXI, expresó que sólo el escritor Junot Díaz entendería del todo sus referencias culteranas en dicho escrito, y, según dijo: “Me rehúso a compartir ciertos ademanes gramaticales con orangutanes electrónicos, mas bien, me niego a aportar supuestas quejas, total, el beneficio de la duda cualquiera merece”. En eso se repuso de su asiento y saludó a sus fans.

No sabemos con exactitud este enigma, pero sí sabemos que tanto Emil Cerda como Junot Díaz, han de ser grandes escritores a nivel internacional, aun con sus malas críticas y rechazos.