Los 306 tramos de la parte ferroviaria del puente de Crimea han sido completados, según informó el centro de información de ese proyecto. Más de seis kilómetros de los tramos se encuentran sobre las aguas del estrecho de Kerch, mientras el resto ―incluyendo la isla de Tuzla en medio del estrecho― están sobre la tierra.

Cada tramo tiene dos bloques en los que se forman las vías de circulación hacia Crimea y de vuelta, y pesa 500 toneladas. En total son 160.000 toneladas de construcciones metálicas que se basan en 307 pilares.

El inicio de la circulación de los trenes está programado para diciembre de este año. Se espera que para aquel momento estarán listos todos los sistemas “que garanticen la circulación confortable y segura de trenes, incluyendo los sistemas de iluminación, de comunicaciones y también dispositivos de alarma, centralización y bloqueo”, cita TASS el comunicado oficial.

El puente une la península de Crimea con la parte continental de Rusia. Fue inaugurado en mayo de 2018, y el primero en recorrer los 19 kilómetros de la autopista fue el gato Móstik (Puentecito, en español), que ‘supervisó’ a los trabajadores encargados de la construcción.

Fuente: ActualidadRT