Un joven de tan solo 23 años que se dedicaba a la brujería resultó muerto de varios impactos de bala, según indica su ex mujer y  madre de 5 niños con el fallecido.

Según los testigos de este hecho ocurrido en Yamasá, el joven Luis Alejandro Villegas estaba cambiando un llavín de la parte trasera de su vehículo cuando de repente un individuo a bordo de un motor le entró a balazos sin medir palabra.

Unas versiones apuntan a que el motivo de este asesinato podría haberse dado por el  trabajo de este, ya que prometía duplicar sumas de dinero con sus poderes de hechicería.