Esta es la carta que la joven  Yessi Paola dejó a sus familiares antes de lanzarse de un puente con su pequeño en Colombia, a pesar de que las autoridades y familiares intentaron hacerla cambiar de parecer, la mujer decidió  tirarse por el vació atada a su hijo quien lloraba desesperado pidiéndole que no lo hiciera.

“No tengo esperanza , he sido vencida y humillada , El hombre que dijo amarme me dejó sola, sola… Me dejaron sin nada, todo lo que trabajé, todo lo que viví, todo lo que amé, todo lo que dí , se me arrebató en un instante , mi error fue confiar en las personas equivocadas .

Que equivocada estaba cuando pensé que esa era mi solución! Qué equivocada estaba en ese momento que recibí “Ayuda”, pensé que las cosas mejorarían, que equivocada estaba cuando decidí darle una oportunidad más al amor! Que error mas grande cubrir un error con otro y eso me llevo a perderlo “Todo “. Fallé en todo aspecto posible, y le fallé al ser que mas amo en la vida , no tengo como sostener su estudio, no tengo como darle un plato caliente de comida, lo puse en peligro , cuánto lamento fallarte hijo , no tolero la idea que alguien pueda lastimarte por mi culpa, prefiero irnos lejos y olvidarnos de este mundo , respirar se hace cada vez mas dificil, amenazas, deudas , desamor , no puedo más!. Me dirán cobarde , pero solo Dios sabe la angustia y el terror que me da pensar que alguien te pueda hacer daño por mi culpa , Si tan solo alguien me ayudara!!? ¿ Quien me puede prestar dinero ? ¿ un hogar talvez? . No hay nadie …. El mundo es peligroso y yo no puedo protegerte.

No tengo esperanza…vencida, humillada y destruída. Sin fuerzas. Todos mis días son grises. Mi corazón palpita angustiado. Lloro de frustración e impotencia. Soy una fracasada. Esta vez no te fallaré hijo mío, nadie podrá hacernos daño nunca mas……”