La multinacional estadounidense del comercio electrónico Amazon anunció un acuerdo con Apple para vender en varias partes del mundo los nuevos productos de la compañía como el iPhone XS, el iPhone XR, el último iPad y el reloj inteligente Apple Watch Series 4.


La empresa con sede en Seattle (estado de Washington, EE.UU.) indicó en un comunicado que estos productos, así como los auriculares Beats propiedad de Apple, estarán a la venta a partir de las próximas semanas en varios países, entre ellos España. Los otros son FranciaItaliaAlemaniaJapónIndiaReino Unido y Estados Unidos.


Hasta ahora, los artículos de la compañía de la manzana mordida o bien no se podían encontrar en Amazon o bien eran vendidos por terceros, es decir, clientes que los habían adquirido y que los revendían en la plataforma al precio que ellos considerasen.



¿Qué lectura se puede hacer de este acuerdo? La primera es que Apple aumentará indudablemente su presencia e impulsará sus ventas a través del sitio más importante de comercio electrónico en el mundo.


La segunda es que se terminará con el negocio de estos revendedores de productos Apple, que actualmente tienen gran presencia en Amazon. Es decir, nadie externo podrá vender dispositivos de Apple en Amazon, a menos que se trate de distribuidores autorizados por la propia compañía de Tim Cook.


“Amazon trabaja constantemente para mejorar la experiencia del consumidor y una de las maneras de lograr ese fin es aumentando la selección de productos que sabemos que nuestros clientes quieren. Estamos ilusionados por expandir nuestra oferta de productos Apple y Beats a nivel global”, señaló la compañía.