A través de Twitter, Kensington ha anunciado que los duques de Sussex darán la bienvenida a su primer hijo la próxima primavera.





Meghan Markle (37) y el príncipe Harry (33) serán padres en primavera,según ha anunciado el Palacio de Kensington en un comunicado oficial, confirmando los rumores sobre el embarazo de la duquesa de Sussex que llevaban circulando durante la semana.


“Sus Altezas Reales aprecian el apoyo que han recibido de todas las partes del mundo desde su boda en mayo y están encantandos de compartir esta noticia feliz con el público”, puede leerse en el escueto comunicado de Buckingham.


La reina Isabel II se ha mostrado “encantada” tras conocer la noticia del que sería su octavo bisnieto. La madre de Meghan, Dorian Ragland, dijo estar “muy feliz” por la noticia y reconoció que está “esperando ansiosamente dar la bienvenida a mi primer nito”.


El anuncio se produce coincidiendo con la llegada de Harry y Meghan a Australia, donde pasarán una semana de gira oficial y de vacaciones, tras la apertura de los Invictus Games en Sydney. La noticia no ha obligado de momento a alterar la ajetreada agenda de la pareja, que visitará Melbourne, Fraser Island y el zoo de Taronga, para la foto de rigor con una koala.


Los duques de Sussex visitarán a continuación a Fiji, Tonga y Nueva Zelanda, en un personalísimo homenaje de Harry a su madre, Diana, que también eligió un viaje a las antípodas como su estreno oficial tras su boda con Carlos.


La noticia de la futura paternidad llega a casi a los cinco meses de su bodaen el castillo de Windsor, el pasado 19 de mayo, y a los tres días de la boda de la princesa Eugenia de York y Jack Brooksbank, que despertó cierto recelo en Buckingham por sus intentos de emular la pompa que arropó a Meghan y Harry.