El cambio de paradigma gestado por movimientos como #MeToo y Time’s Up implica que sean cada vez más las voces de víctimas de abuso de poder, abuso sexual y acoso en hacerse oír. Una de ellas es Jennifer Lopez . La actriz y cantante brindó una entrevista a la revista Harper’s Bazaar, en la que detalló un episodio que vivió en los comienzos de su carrera.

“No fui abusada de la manera en que otras mujeres sí lo fueron”, aclaró Lopez, para luego referirse a un casting en el que el realizador no manejó la situación de manera profesional. “¿Me ha dicho un director que me saque la remera y le muestre mis pechos? Sí, me ha pasado. ¿Lo hice? No, no lo hice”, recordó la artista, quien aseguró que en ese momento debió tomar el coraje para hablar in situ. “Cuando hablé, estaba aterrada. Me acuerdo que me latía el corazón muy fuerte y que pensaba ‘¿Qué acabo de hacer? ¡Este hombre es el que me contrata!”.

Si bien J-Lo no dio nombres, sí reveló que se trató del casting de una de sus primeras películas y que entonces ya sabía que “ese comportamiento no estaba bien”. “Podría haber pasado cualquier cosa, pero la chica del Bronx que hay en mí dijo ‘No, no voy a tolerar esto'”, concluyó la estrella, quien ha sido vocera del movimiento Time’s Up en otras oportunidades, como cuando brindó un discurso en Puerto Rico el año pasado. “Muchas mujeres estamos pidiendo ser tratada como pares”, había expresado Lopez en ese momento.

Fuente: La Nación